2

Solidaridad con presos políticos en cárcel de Bogotá

Las cárceles son el reflejo de las sociedades, y ahora, que una de las palabras que se reverdecen en nuestro léxico es la paz, llamamos a construir una sociedad en paz pero con todos.

2016-07-26 at 08.05.02 presos

“Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron,
no puedo seguir
escucho los pasos del funcionario”

Extracto del poema Contadme cómo es un árbol de Marcos Ana, poeta español preso durante 23 años en la dictadura de Franco.

Ante la impotencia que provoca que sus voces no sean oídas, varios reclusos en la cárcel La Picota de Bogotá, que se encontraban en desobediencia civil y pacífica desde el pasado 19 de julio, han decidido coser su boca; sí, coserla, con hilo y aguja para denunciar la grave crisis humanitaria derivada de la negligencia en la prestación del servicio de salud a la población carcelaria del país.

Aunque el Gobierno nacional a través de su Ministerio de Justicia decretó emergencia carcelaria, la misma no ha sido implementada; se debe decretar la emergencia social y humanitaria como mecanismo constitucional para garantizar las acciones efectivas.

Hasta en las cárceles se logra evidenciar el abandono del Estado colombiano, que ni siquiera garantiza los mínimos derechos de hombres y mujeres privados de su libertad, y los cuales, según ha reconocido la Corte Constitucional, son una población con una “relación de especial sujeción” y a quienes no solo se restringe su derecho a la libertad sino también los otros que en su conjunto conforman su dignidad humana, violando de esta manera todos los acuerdos internacionales que Colombia ha firmado en esta materia.

Nos solidarizamos con las reclamaciones de la población carcelaria del país, con los presos políticos que se encuentran en condiciones de vulneración a sus derechos; reclamamos del Estado colombiano adelante las acciones necesarias para cesar la grave crisis humanitaria, exhortamos al Ministerio de Justicia a que, como primer paso, implemente el decreto 05 de 2016, convocamos a la Defensoría del Pueblo a que sirva de garante de una reunión de primerísimo nivel para que, con la participación de la población carcelaria, se dé pronta solución a la grave problemática.

Por último convocamos el corazón del pueblo colombiano a que se sensibilice contra esta permanente y grave violación de derechos humanos a colombianos que han sido privados de libertad unos por sus ideas políticas, otros por ser producto de una sociedad que primero abandona, luego hace criminales, y por último esconde en las cárceles. Las cárceles son el reflejo de las sociedades, y ahora, que una de las palabras que se reverdecen en nuestro léxico es la paz, llamamos a construir una sociedad en paz pero con todos.

Bogotá, 27 de julio de 2016.

Partido Comunista Colombiano
Comité Distrital Mario Upegui Hurtado

rpm45net

test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *