2

En el fútbol negocio ni los futbolistas cuentan

Los jugadores se mostraron inconformes con la programación de partidos a las 10 de la mañana y a las 12 del día. Para ellos todos los partidos se podían jugar a las 4 de la tarde e igualmente seguir aportando al ahorro de energía en el país.

Patriotas pasto

Patriotas vs Pasto

El país entero recibió con gran regocijo el anuncio de la Federación Colombiana de Fútbol de cambiar los horarios de los partidos de la Liga Águila, liga profesional del balompié nacional, como gesto de compromiso con la reducción del consumo de energía que hoy sigue amenazando al país con un posible racionamiento o corte de este servicio, entre otras por falta de previsión del propio gobierno y las entidades al frente del sistema de energía. Pero la alegría de la noticia impidió ver que los protagonistas del deporte más popular en Colombia no fueron tenidos en cuenta.

Como en el mundo de los espectáculos los intereses de los empresarios e inversionistas arrasan las angustias y sentimientos de quienes le dan vida a los mismos, primó el afán de las grandes cadenas deportivas y publicitarias para programar los juegos de la primera división del fútbol colombiano sobre las propuestas de los propios futbolistas. Los jugadores se mostraron inconformes con la programación de partidos a las 10 de la mañana y a las 12 del día. Para ellos todos los partidos se podían jugar a las 4 de la tarde e igualmente seguir aportando al ahorro de energía en el país, pues todos los compromisos se podrían dar a plena luz del día, sin embargo cadenas como Win Sports presionaron para que los juegos no fueran a una misma hora pues se verían forzados a solo pasar uno de ellos, lo que los llevaría a tener perdidas económicas considerables.

Las mañanas del fin de semana volvieron a ser como en antaño, jornadas de fútbol pero los mismos jugadores decidieron hacerse sentir en varios de los partidos mañaneros. Al dar inicio al juego muchos jugadores tomaron la decisión de sentarse en el césped en señal de protesta por no ser tenidos en cuenta en decisiones tan importantes como estas.

Pero si no habían sido de importancia en el cambio de horario de los partidos los medios buscaron que tampoco lo fueran en el hecho de que los partidos luego del pitazo inicial tuviesen a los jugadores sentados y el balón se quedara sin quien lo tocara en el centro del campo. Un partido de fútbol donde los 22 jugadores están sentados y no corren tras el balón es un suceso trascendental para el deporte más popular del planeta pero en el fútbol espectáculo los jugadores no importan, son sólo un medio para engrosar chequeras ajenas y las cámaras de inmediato buscaron las tribunas aunque estuvieran medio vacías.

Los periodistas para los que esto no paso desapercibido y trataron de comentar lo sucedido como en el juego Patriotas-Pasto (9 de abril), fueron censurados y rápidamente fueron obligados a cambiar de tema, Javier Dueñas (narrador) y José María Yepes (comentarista) quienes pretendieron explicar lo sucedido debieron obedecer al canal (Win Sport) antes que hacer lo cotidiano de su trabajo narrar y comentar lo que los jugadores hacen dentro de la cancha.

El Rebelde Medios Alternativos

rpm45net

test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *