2

¿Papeles de Panamá, o un posible troyano informacional?

Tal vez éste no sea un proyecto para el empoderamiento ciudadano y el esclarecimiento de la verdad sino para avalanchas tectónicas que busquen reorganizar el mapa político de algunos territorios usando para ellos golpes mediáticos.

Panamaleaks, pueblos chantajeados, ¡basta! Foto: laetitiablabla via photopin (license)

Panamaleaks, pueblos chantajeados, ¡basta! Foto: laetitiablabla via photopin (license)

Farid Amed Hernández
Activista tecnopolítico
Fundación Casa del Bosque

Dicen que son 2.7 TB (Terabyte) de información correspondientes a más de 40 años de gestión de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca en la creación de empresas de papel para el lavado de activos y la evasión de impuestos. Una cantidad de información que superaría por 1000% y más a toda la data filtrada por la ciudadanía durante los últimos 10 años a través de las organizaciones Wikileaks y el caso Snowden.

Parece ser que Wikileaks, el caso Snowden y los Papeles de Panamá (Panama Papers) han de establecerse por separado, ha de hacerse una franja que los distinga, aun cuando los tres se articulen a través del término “filtración”, término sí bien respetado en el sentido ganado por sus antecesores Wikileaks y Caso Snowden en virtud a que ambos han sido impulsados por organizaciones y personas independientes u objetoras de los tinglados del poder y el statu quo, virtud que al parecer no posee el último, los Papeles de Panamá.

El mundo occidental ha presenciado cinco grandes casos de filtraciones (incluido los Papeles de Panamá), los enumeraré y de forma somera enunciaré algunas de sus consecuencias:

1. (1971) Daniel Ellsberg, analista del Ejército Norteamericano, filtra al New York Times y otros periódicos los llamados “Papeles del Pentágono” sin más una lista extensa de casos de masacres, exterminios, tortura, uso de bombas incendiarias a gran escala (napalm) y ejecución sistemática de la estrategia de “tierra arrasada” por parte del Ejército norteamericano en contra de la población civil en el marco de la guerra de Vietnam.

Resultado: Las filtraciones inyectan dinamismo a los movimientos antiguerra en Estados Unidos, la ciudadanía organizada logra cohesionar mayores capas de población y como resultado detener al mítico Ejército Norteamericano. Dos años después el Ejército de Estados Unidos se retira de Vietnam.

2. (1972) Mark Felt, director suplente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos filtra al Washington Post lo que sería el escándalo conocido bajo el nombre de “Watergate”, la más grande estrategia gubernamental de chuzadas y espionaje telefónico nunca antes vista en Estados Unidos y Occidente.

Resultado: El presidente Richard Nixon dimite en 1974, en el mismo año el Departamento de Justicia de los Estados Unidos aplica la ley antimonopolio a la empresa privada de telecomunicaciones AT&T dividiéndola en dos, así mismo se le señala como empresa responsable del engranaje técnico de las chuzadas.

3. (2007-2012) Se hace de conocimiento masivo una plataforma que ofrece a la ciudadanía una tecnología de cifrado y protección del anonimato para la publicación de filtraciones de documentos que comprometan la legitimidad y evidencien la mala gestión de Gobiernos, Estados y corporaciones transnacionales, su nombre: Wikileaks.

Resultados: Las campañas mediáticas impulsadas desde el Departamento de Estado estadounidense sufren fuertes reveses en lo concerniente a las guerras de Irak y Afganistán, las denuncias de violación sistemática de derechos humanos en contra de dichos pueblos, la existencia de cárceles clandestinas de la coalición de guerra en países del oriente europeo cuyos gobernantes son dóciles a las políticas de la OTAN, el vínculo de la CIA en la creación y financiamiento de Al Qaeda, retiro del grueso del ejército norteamericano de Irak y Afganistán, entre otros.

4. (2013- ) Edward Snowden, analista de información de la CIA para la división de espionaje tecnológico NSA, difunde desde Hong Kong y a través del periódico londinense “The Guardian” la cuarta oleada de filtraciones que sacudirán ésta vez a los Gobiernos norteamericano, británico, francés, australiano y alemán (grupo denominado por Snowden como los Cinco Ojos). Denuncia la existencia y uso por parte de Estados Unidos y aliados (usos limitados para los aliados) de un sistema de espionaje tecnológico mundial (que no afecta a China dada la característica tecnológica de su firewall nacional) bautizado con el nombre de Prism (Prisma) y XKeyscore, sistemas orientados a espiar la comunicaciones de líderes políticos mundiales, tanto aliados, dóciles o de oposición, empresas estatales estratégicas, ministerios y empresas privadas de países y economías geopolíticamente objetivo de Estados Unidos, con la complicidad de grandes transnacionales de la tecnología: Google, Microsoft, Apple, AT&T, entre otras.

Resultado: Estados Unidos sufre la mayor crisis diplomática de su historia. Países aliados como Alemania le denuncian ante Naciones Unidas por ruptura de acuerdos conjuntos de espionaje. El 70% de los países vinculados a la Unión Europea solicitan explicaciones mediando vínculos diplomáticos. En América Latina la denuncia en cabeza de la presidenta Dilma Rousseff desencadena e impulsa un movimiento continental por la soberanía de las telecomunicaciones entre bloques Sudamérica-Norteamérica. Entre otros.

5. (2016- ) El Consorcio internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) a través de los medios Suddeutche Zeitung (Alemania), The Guardian (Inglaterra) y BBC (Inglaterra), ventilan lo que supuestamente sería hasta el momento la mayor filtración de información privada de la historia. Se habla de 11.5 millones de documentos segmentados en 4.804.618 correos electrónicos, 3.047.306 bases de datos, 2.154.264 archivos en PDF, 1.117.026 imágenes, 320.166 archivos de texto y 2.242 documentos en otros formatos, pertenecientes a los procesos de gestión de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, esto según datos ofrecidos por panamapapers.icij.org, en donde se dice aparecen transacciones y aperturas de empresas de papel a nombre de 12 líderes mundiales, 65 familiares de líderes mundiales, 136 políticos de cargos altos y 29 millonarios inscritos en la lista Forbes.

Filtraciones comparativas en byts

Hasta la fecha Wikileaks ha filtrado 1.8 GB de información perteneciente a Estados, corporaciones transnacionales y empresas de contratistas militares (datos revelados por Julian Assange en última entrevista ofrecida en mayo del 2015 a la cadena Telesur). Por su parte ,según Glenn Greenwald, periodista escogido por Snowden para la filtración de los casos Prism y XKeyscore, se ha filtrado hasta la fecha un total de 1.1 GB de información, datos consignados en su libro “Sin lugar en donde esconderse”. Por su parte, el Consorcio internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) dice poseer 2.7 Terabyts de información, información que, por cierto, nadie ha visto, solo algunos retazos, imágenes que empalidecen frente a la cifra de información de que dicen poseer.

Datos:

1.8 GB Wikileaks
1.1 GB Snowden
2.7 TB Papeles de Panamá.

Comparativas de los casos de filtración y espionaje

En los casos 1, 2, 3 y 4, las filtraciones se ajustan a un cierto rasgo o esquema que entra muchas veces en contraposición con el caso 5, con el caso de los Panamá Papers, contraposiciones a veces disonantes y que abren mantos de duda las características del caso en sí mismo. Los enumeraré a continuación:

1. El mundo conoció a los filtradores.

Tanto Daniel Ellsberg como Mark Felt, pasando por Edward Snowden, fueron conocidos en el mundo como los responsables de las filtraciones, aun cuando dicha decisión les costara su seguridad física. Caso contrario sucede con el caso PP (Papeles de Panamá): hasta la fecha se desconoce la procedencia de los filtradores, sólo sabemos de la existencia -hasta ahora hipotética- de un caudal de información que, igualmente, aún no conocemos.

2. La información se expuso a la ciudadanía para su escrutinio.

Tanto en los casos de Wikileaks, pasando por las filtraciones de Snowden, la información se puso a disposición de los internautas, aun cuando, en el caso Snowden haya sido el The Guardian el intermediario. Aun así, la información se expuso a libre acceso ciudadano a través de varias plataformas tecnológicas. Caso contrario pasa con el escándalo de PP, en donde al parecer rige un fuerte esquema de intermediación de información que va de la fuente (datos) a la ciudadanía (medios de comunicación), aun cuando colaboren en esta filtración -según datos de BBC- más de 109 medios de comunicación y 376 periodistas, y aun así, hasta el momento, no podamos acceder a ninguno de los datos que incriminan a ciudadanos del mundo en temas de lavado de activos o evasiones fiscales, sino tal vez algunas fotografías, reitero.

3. Nunca hubo financiación de terceros en los procesos de filtración.

Los procesos de filtración conocidos antes de los PP fueron única y exclusivamente financiados por los filtradores. Tanto Daniel Ellsberg como Mark Felt y Edward Snowden fueron los responsables únicos de los procesos de financiamiento de sus actividades de ventilación de información, el rol de los medios escogidos: New York Times, Washington Post y The Guardian sólo se limitó a las labores informativas, nunca de financiamiento. Caso contrario sucede con los Papeles de Panamá; el 8 de abril el vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos reconoce que el Consorcio internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), promotor del escándalo de los Papeles de Panamá, recibe financiamiento directo por parte de la Usaid y la NED, organizaciones adjuntas al Departamento de Estado de Estados Unidos, y que se articulan a procesos de comunicación geopolíticamente coincidentes con las urgencias de los sucesivos gobiernos de Estados Unidos desde los últimos 50 años.

4. La información revelada llegaba desde la ciudadanía para el escrutinio público del ejercicio del poder realizado al interior de las administraciones de los Estados Unidos y demás países de la OTAN.

Existe una relación en los casos Papeles del Pentágono, Watergate, Wikileaks y caso Snowden, todos obedecen y se ajustan a un esquema, a saber: La aparición de un filtrador que pone en manos de un medio de comunicación y del mundo un sinnúmero de documentos que comprometen el ejercicio de poder de un gobierno o de varios gobiernos en torno a temas que demuestran su ilegalidad y legitimidad, la generación de juicios políticos o populares que costaron la cabeza de líderes o la redirección de proyectos geoeconómicos, políticos y militares estratégicos de Estado. Hasta el momento el escándalo de los Papeles de Panamá ha costado la cabeza de un líder progresista finlandés (país sacudido positivamente por una revolución que expulsó a banqueros y colocó a disposición de la Ley a políticos hoy procesados por corrupción financiera), el impulso de nuevas sanciones contra Rusia (país responsable del declive del autodenominado Estado Islámico en el contexto de las guerras de Siria e Irak), dos sucesos provocados por el escándalo de los Papeles de Panamá y que hasta el momento -cosa extraordinaria- no se respaldan en documento alguno, tal vez algunas imágenes de documentos en contraste con los cientos de artículos (ninguno con documentos probatorios) que Google indexa cada 24 horas referente al tema. En América Latina el escándalo cubre a allegados del fallecido presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías, en Colombia también toca a cercanos del ex alcalde de Bogotá Gustavo Petro, a líderes brasileños, uruguayos, paraguayos, argentinos, también a los hijos del expresidente de la República Álvaro Uribe Vélez, entre otros.

En la actualidad son pocos los gobernantes denunciados en el escándalo PP que se encuentran en ejercicio de facultades de gobierno, la mayoría son ex presidentes, ex diputados, salvo las excepciones de los casos Rusia, Finlandia y Argentina. En la gran mayoría de los casos se toca a familiares, no a los líderes en sí. El escándalo PP nos habla de unos 200 implicados de alta importancia, millonarios que no superan la cuarta parte de los millonarios existentes en un país del Tercer Mundo como Colombia (900 millonarios). ¿2.7 terabyts para denunciar a sólo 200 millonarios del mundo, de los cuales sólo tres se encuentran en ejercicios de gobierno? Sólo el caso Wikileaks ha denunciado a más de dos mil miembros de gobiernos y corporaciones transnacionales.

La necesidad de establecer una línea de demarcación entre estos dos grupos se hace relevante a la hora del examen político y la valoración del significado de las filtraciones en sí. Las revelaciones realizadas hasta la fecha por la organización Wikileaks y el caso Snowden, a diferencia de los PP, demuestran una corriente que delimita el ejercicio ciudadano en contra del hacer del poder al interior del aparato gubernamental de los Estados Unidos. Parece ser que los Papeles de Panamá van en dirección contraria, es decir, provienen desde el aparato gubernamental de Estados Unidos hacia el mundo y el caso se hace más claro cuando de 2.7 teras de información que dicen poseer no aparece ningún ciudadano, líder ni empresa norteamericana.

Preguntas

Se dice que nos encontramos frente a una filtración sin precedentes en la historia, pero hasta la fecha no se sabe nada de los documentos. Sin embargo (dado caso existieran), cabe preguntarse: ¿Qué garantías de contrastación existen? ¿Será la firma de abogados Mossack Fonseca las que nos dirá si esos documentos son reales o no? ¿Quiénes son los filtradores del escándalo de los Papeles de Panamá? ¿En caso de no existir filtradores (situación muy remota), cuáles fueron los mecanismos de extracción de información que utilizó el Consorcio internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para sustraer 11 millones de archivos de una empresa privada ubicada en un país centroamericano? ¿Fueron legales esos procedimientos de extracción?

En un twit enviado el día 7 de abril, Edward Snowden invita al ICIJ a publicar la información disponible y permitir el escrutinio masivo de la misma. La respuesta del ICIJ fue negar la posibilidad dada, según su criterio, la imposibilidad técnica para la exposición de 2.7 TB de información. ¿Será posible que 109 medios de comunicación mundiales con presencia digital y financiamiento de la NED y la Usaid, el Departamento de Estado y tres medios de comunicación del Primer Mundo no podrán construir un sistema de servidores espejo para la descarga de una información? 2.7 teras de información es el 2% de la información total que ofrece para descarga una sola empresa: Mega (Antigua Megaupload). La respuesta de la ICIJ dada a un alto técnico en computación como lo es Edward Snowden deja mucho que desear, por supuesto.

Vivimos en un mundo gobernado por una nueva guerra, una guerra de cuarta generación de base comunicacional. Hay que estar alertas respecto a los Papeles de Panamá, tal vez éste no sea un proyecto para el empoderamiento ciudadano y el esclarecimiento de la verdad sino para avalanchas tectónicas que busquen reorganizar el mapa político de algunos territorios usando para ellos golpes mediáticos, aun cuando, en cada país, sean salpicados uno que otro representante de la clase política y económica tradicional.

rpm45net

test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *