2

“Si la Corte es justa, me declarará libre”

Doble victimización recibe el académico Miguel Ángel Beltrán

Miguel Ángel Beltrán.

Miguel Ángel Beltrán.

Carolina Tejada

En 60 días, la Corte Suprema de Justicia deberá dar respuesta a la demanda de casación interpuesta por la defensa del profesor Miguel Ángel Beltrán, quien sigue recluido en el Eron Picota de Bogotá.

“No es posible que se criminalice el pensamiento crítico y se esté hablando del fin del conflicto armado. Los componentes fundamentales para que haya un post conflicto es la posibilidad de que las personas puedan expresar libremente su pensamiento sin que se le criminalice y se le judicialice”, dijo Miguel Ángel Beltrán.

El semanario VOZ, dialogó con el profesor Miguel Ángel Beltrán desde su reclusión, y nos contó que desde hace varios meses había solicitado participar en la audiencia como procesado: “Desde el mes de octubre se había oficiado un documento a la Corte pidiendo que me remitiera para hacer presencia en la audiencia, porque yo había solicitado hacer presencia para intervenir como sujeto procesal y para exponer mi punto de vista en este proceso.

El pasado 25 enero no fue asignado Beltrán en ninguna remisión: “No se me permitió la salida por parte del Inpec. En ese sentido hay una desventaja en el proceso, porque yo me he asumido como sujeto procesal con la perspectiva de una visión del proceso y para plantear mi punto de vista”. Si bien es cierto no es obligatorio como dicen los magistrados, este era un acuerdo que se había hecho con antelación.

La censura y los vetos políticos

Al profesor Miguel Ángel Beltrán, como a miles de presos políticos, se les niega la posibilidad de recibir o tener libros, la atención médica, el derecho a la luz del día entre otros. Ante esto comenta: “Se me ha bloqueado el ingreso de libros, de revistas, de periódicos. Incluso el libro que acabé de publicar no se me permitió, ellos dicen que es un material que no está permitido, que es una lectura que no está permitida en las cárceles”.

Crisis carcelaria

El profesor Miguel Ángel Beltrán, aprovecha la posibilidad de hablar con los medios alternativos para denunciar la crisis carcelaria. Asegura que es una crisis que los toca a todos. Y denuncia que existe una situación crítica en la alimentación. “Existe un elemento de corrupción muy alta por parte de la empresa que suministra los alimentos, Servialimentar, cuyo representante legal es Juan Carlos Albán. A pesar de las denuncias que se hicieron el año pasado y de las revisiones de sanidad que incluso reportaron desfavorables y a pesar de los incumplimientos en la prestación debida del servicio, este año le renovaron el contrato. Estamos hablando de un contrato de 16 mil millones de pesos”, explicó Beltrán.

Además comenta que los mismos internos que están vinculados a la ranchería para sumar en sus descuentos de penas, están siendo explotados. “Hay presos que trabajan allí y a pesar de que el contrato dice que no pueden trabajar más de ocho horas, los obligan a trabajar entre 12 y 15 horas diarias, incluso los sábados y domingos. Y solo reciben una bonificación y el descuento en años”.

“Preparados para cualquier escenario”

Reconociendo las dificultades por las que ha tenido que pasar y lo complejo que ha sido para la defensa demostrar su inocencia, ante los estrados y la sociedad, el profesor asegura que “estamos preparados para cualquier escenario y seguiremos peleando donde nos toque, pero la idea es que finalmente se haga justicia”.

Sin perder el ánimo y las esperanzas comenta: “Tengo la expectativa de que realmente si se aplica la justicia en Colombia, la Corte deberá declarar mi libertad. Y creo que sería una buena señal para lo que están llamando el pos acuerdo. No es posible que se criminalice el pensamiento crítico y se esté hablando del fin del conflicto armado. Componente fundamental para que haya un post conflicto es la posibilidad de que las personas puedan expresar libremente su pensamiento sin que se les criminalice y se les judicialice”.

Finalmente expresa su agradecimiento a quienes extra muros han acompañado a su familia y a sí mismo en este proceso. En la entrevista se mencionó el plantón de solidaridad que se realizó a las afueras de la audiencia que se llevó a cabo el 25 de enero, en apoyo a su libertad. En relación a esos gestos de solidaridad aseguro: “Quiero agradecerle a los amigos, compañeros, defensores de derechos humanos, a la prensa alternativa por todo el apoyo que me han brindado porque ha sido fundamental para permanecer en esta cárcel con mucha dignidad y con mucha resistencia frente a toda esta persecución”.

Semanario Voz

rpm45net

test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *